Gabinete Mandala

Psicopedagogía

 

Pantallas y niños. ¿Qué es lo recomendado?

Vivimos en la era tecnológica y ya no nos sorprende ver a niños - cada vez más pequeños - no sólo plantados frente a una pantalla sino también utilizando el móvil o la tablet con gran habilidad (¡a veces incluso mejor que nosotros!).




¿Es esto normal?


Se podría decir que “normal” es, ya que los niños adquieren la gran mayoría de sus aprendizajes mediante la observación y la imitación de las personas más cercanas. En el caso de los niños/as, este aprendizaje sería a través de los padres.


Y, la realidad es, que hoy en día los adultos pasamos muchas horas delante de una pantalla (ya sea ordenador, móvil, televisión, tablet…). Sobre todo cuando estamos en casa, que es cuando pasamos más tiempo con nuestros peques. Por eso, no es de extrañar que los niños/as adquieran este hábito, y pasen mucho tiempo también delante de una pantalla y aprendan a usar los dispositivos electrónicos con gran facilidad.


Para nosotros los adultos es muy difícil, en muchas ocasiones, gestionar el tiempo que pasamos usando pantallas. También hay problemas de adicciones, insomnio y musculares en los adultos por este motivo.


Para un niño/a o adolescente no es más fácil. Los niños pequeños no tienen esa capacidad para autorregularse, y los adolescentes están aprendiendo a hacerlo. Por eso necesitan de nuestra ayuda y ejemplo para conseguirlo.



Pero… ¿Son buenas las pantallas para los niños/as y adolescentes?


Que una cosa sea vista como “normal”, no tiene por qué ser buena o saludable. Este es el caso del uso de las pantallas. Como decíamos al inicio del artículo, no nos sorprende ver estas situaciones, pero sí debería preocuparnos.


Por una parte por el contenido que pueden ver en ellas, y por otra, porque dejan de hacer otras cosas mucho más enriquecedoras como jugar, pasar tiempo con más gente, investigar el entorno, desarrollar su creatividad, moverse…


Os ponemos un ejemplo de una investigación sobre las consecuencias del uso de pantallas en niños/as pequeños/as.


Un estudio canadiense comprobó que los niños de entre 2 y 3 años que pasaban más tiempo frente a pantallas (ya fuera televisión, móvil o tablet) tenían retraso en adquirir diferentes hitos del desarrollo a los 3 y 5 años, respectivamente. Además el estudio medía diferentes ámbitos: comunicación, habilidades motoras, resolución de problemas y habilidades sociales.

Y en el caso de los adolescentes, os ponemos otros ejemplo.


Un estudio longitudinal realizado en Estados Unidos entre los años 1991 y 2016 que evaluó el bienestar psicológico de los adolescentes, mostró que aquellos que pasaban más tiempo usando pantallas y menos realizando otras actividades sin ellas, puntuaron peor en este aspecto.



¿Qué efectos tiene el uso continuado de pantallas?


Los principales efectos que puede tener son:

  • Alteraciones en el sueño (por la luz azul que desprenden las pantallas)

  • Problemas visuales

  • Contracturas musculares y tendiditis

  • Sedentarismo y obesidad

  • Dificultades de regulación emocional y sociales

  • Problemas de concentración (ya que necesitan estímulos cada vez más llamativos para ello)



¿Cómo sé si mi hijo/a puede tener un problema con el uso de pantallas?


Algunas señales que pueden estar indicando un problema con el uso o abuso de las pantallas son:

  • Cambios de humor bruscos relacionados con poder acceder o no a usar tecnologías

  • Problemas para dormir o cambios en sus hábitos de sueño

  • Cambios en sus hábitos alimenticios

  • Peor rendimiento académico

  • Aislamiento en el domicilio (está siempre en su cuarto, no quiere hacer cosas con los demás…)

  • Aislamiento social (ya no sale con sus amigos como antes, no se divierte ni le apetecen hacer las mismas cosas…)

  • Cada vez pide más y más pantallas

  • Mentiras sobre el uso de las tecnologías

  • Gasto de dinero en tecnología (videojuegos) sin permiso



¿Cuánto tiempo es el recomendado?


La Academia Americana de Pediatría recomienda para los niños:

  • Entre 0 - 2 años: NADA de pantallas

  • Entre 3 - 5 años: menos de 1 hora al día

  • Entre 7 - 12 años: 1 hora al día

  • Entre 12 - 15 años: 1 hora y media al día

  • + de 16 años: dos horas al día



Otras recomendaciones serían:

  • No usar pantallas a la hora de comer

  • Dejarles utilizarlas con supervisión

  • No tenerlas en los dormitorios

  • No usarlas al menos una hora antes de dormir




Si crees que tu hijo/a puede tener un problema con el uso de pantallas y no sabes cómo solucionarlo, ponte en contacto con nosotras a través de la página web y pídenos asesoramiento.

Estaremos encantadas de poder ayudarte.



Bibliografía

  • Decreases in psychological well-being among American adolescents after 2012 and links to screen time during the rise of smartphone technology. By Twenge, Jean M.,Martin, Gabrielle N.,Campbell, W. Keith. Emotion, Vol 18(6), Sep 2018, 765-780

  • Association Between Screen Time and Children’s Performance on a Developmental Screening Test. By Sheri Madigan; Dillon Browne; Nicole Racine; et alCamille Mori; Suzanne Tough. JAMA Pediatr. 2019;173(3):244-250. doi:10.1001/jamapediatrics.

  • American Academy of Pediatrics, Council on Communications and Media.

1/4
SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG
PARA NO PERDERTE NINGÚN CONTENIDO

© 2020 Gabinete Mandala - Psicopedagogía