Gabinete Mandala

Psicopedagogía

 

10 mitos sobre la dislexia

Cada vez la dislexia va conociéndose más, tanto por los profesionales de la neuroeducación como por las familias. Sin embargo, aún existen falsas creencias acerca de esta dificultad del aprendizaje.



Hoy te contamos 10 mitos sobre la dislexia que siguen muy extendidos.



MITO 1. La falta del hábito de lectura causa dislexia.

Hay niños con dislexia que sí tienen un hábito lector y a los que les gusta leer (aunque les sea más costoso). Es cierto que si no existe el hábito de leer, el rendimiento lector (fluidez, velocidad, comprensión…) es probablemente inferior a lo habitual. Sin embargo, esto no significa que exista dislexia. Probablemente, si a estos niños/as sin la costumbre de leer, se les inculca el hábito, en poco tiempo y esfuerzo consigan llegar al nivel esperado.



MITO 2. Los niños/as con dislexia sólo necesitan esforzarse más para leer bien.

Esta afirmación no sólo es falsa, sino también peligrosa. Si le dices a un niño o niña con dislexia que no se está esforzando lo suficiente y que por eso no lee bien, vas a dañar su autoestima, creando un sentimiento de culpa.

El cerebro en los niños/as con dislexia se activa de manera diferente en tareas relacionadas con la lectura, lo que provoca las dificultades características de la dislexia. Por esta razón no requiere únicamente esfuerzo, sino una intervención en la que se trabajen todas las dificultades.



MITO 3. Los niños/as con dislexia tienen un cociente intelectual bajo.

Los niños y niñas con dislexia suelen tener un CI normal (algunos por encima de la media). Sin embargo, dado el modelo actual de enseñanza en los colegios, puede parecer que son menos inteligentes (ya que todo el aprendizaje pasa por la lectoescritura). Cuando se realizan adaptaciones en el colegio, y se cambian los métodos de enseñanza y evaluación, puede verse realmente la capacidad de estos niños/as.



MITO 4. Todas las personas con dislexia giran letras o números.

En la adquisición del proceso lecto-escritor (entre los 4-6 años), muchos niños y niñas giran e invierten las letras y números (lo que se conoce como escritura en espejo) y es algo normal y evolutivo.

Por otra parte, hay niños y niñas con dislexia que no cometen estos errores. Por tanto, la inversión de letras por sí solo no es determinante.



MITO 5. Si confunde derecha - izquierda tiene dislexia.

Como en el caso anterior, esto por sí solo no es concluyente para un diagnóstico de dislexia. Hay personas con dislexia que confunden derecha-izquierda y otras que no.



MITO 6. Los niños/as con dislexia no pueden sacar buenas notas.

Los niños/as con dislexia pueden obtener muy buenos resultados académicos y unas notas excelentes. Lo fundamental es una detección precoz del trastorno, un tratamiento neuro-educativo adecuado y continuado y ciertas adecuaciones metodológicas a nivel escolar.



MITO 7. Si un niño/a lee y escribe en espejo tiene dislexia.

Leer y escribir en espejo es algo muy habitual en las primeras etapas de la adquisición del proceso lecto-escritor. Lo más habitual es que este tipo de lectura y escritura desaparezca con el tiempo.



MITO 8. La dislexia es una enfermedad que con el tratamiento adecuado se cura.

La dislexia no es una enfermedad, tampoco es un síndrome. Se trata de un trastorno de aprendizaje, que, con un diagnóstico temprano y una intervención intensiva y prolongada en el tiempo, se podrán compensar las dificultades existentes en el proceso lecto-escritor.



MITO 9. Los niños/as con dislexia son vagos y no se esfuerzan por leer.

Los niños/as con dislexia no son en absoluto vagos, sino que se enfrentan cada día a retos y dificultades difíciles de soportar dentro de un sistema educativo con unas exigencias similares para todo el alumnado.

No hay ningún niño/a que no desee leer bien, igual que sus compañeros/as, lo que necesitan es que les proporcionemos estrategias y adaptaciones para poder compensar sus dificultades.



MITO 10. La dislexia es un trastorno que tan solo afecta a nivel escolar.

Un diagnóstico tardío, una ausencia de intervención psicoeducativa, el desconocimiento del profesorado sobre el tema y la falta de adaptaciones metodológicas por parte del centro escolar, ocasiona en los niños/as con dislexia graves problemas en su desarrollo emocional y en su autoestima.

Todos ellos/as tienen que hacer un gran esfuerzo durante su escolaridad para obtener pocos resultados exitosos, lo que provoca una sensación de incapacidad para el estudio y una gran frustración.



Ahora te toca a ti... ¿Conocías estos mitos? ¿Tienes alguna duda?


¡Os leemos!


1/4
SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG
PARA NO PERDERTE NINGÚN CONTENIDO

© 2020 Gabinete Mandala - Psicopedagogía